Loading...

martes, 16 de octubre de 2012

Fan-Fic: Nanna y Noah, Las Lagrimas Plateadas de la Luna.





Capitulo 1

Noah volvía a frotarse el hombro, desde que aquella mujer pizpireta le había clavado el puñal la herida no había sanado, le molestaba. Su incomodidad había pasado inadvertida para casi todos  pero Daanna, La Elegida, Era perspicaz, observadora y curiosa.
Aparte de la incomodidad del hombro  el simple hecho le recordaba a esa morena de ojos rasgados y mirada hechizante. Desde aquel día no dejaba de soñar con ella, le había vapuleado de tal forma que su orgullo Berserker clamaba por una dulce venganza. Y se la iba a cobrar… Valla que se la iba a cobrar. Solo deseaba que ese día llegara lo antes posible.
Volvía a caminar por las inmediaciones del Tótem, solo ahí conseguía relajarse, últimamente su mente estaba ocupada en muchas cosas, Hummus le había dejado caer algo de su pasado, algo que no comprendía, algo de lo que As, su Leder, estaba al tanto. No es que desconfiara de As, no, eso nunca. Pero, él, sabía las circunstancias de su llegada a la manada, y el simple hecho de no haber conocido a sus padres, le seguía atormentando. Quizás Los Jotunms estaban relacionados con su desaparición o muerte si es que ya lo estaban, pero esto último era lo más plausible pues no tenía ninguna pista de lo contrario.
El volver también a ese lugar, lo atormentaba, lo ponía en estado de excitación pues allí fue la primera vez que vio a Nanna… Nanna.  Quién demonios seria esa Mujer, tenia sospechas de su procedencia después de la despedida del humano Gabriel, intuía que era un Valkyria de Freiya, pero lo que más le atraía era su negatividad de dejarse tocar por él las últimas veces que se habían visto. La había perseguido al redor del tótem y de la fuente, y ella en la última ocasión lo había dejado chamuscado y deseoso de hundirse en ella. Su aroma lo enloquecía y lo ponía duro al instante.
Bueno, su venganza pronto vendría, ya la tenía planeada, la secuestraria a la menor oportunidad. Necesitaba calmar sus ansias antes para llevar con éxito su plan…
Decidió salir hacia Lakeland, a su retiro secreto y refrescar sus ideas, corrió hasta el Hummer y se dirigió a ese lugar maravilloso.
La noche se cernía sobre la casa y el lago cuando llegó,  la luna se reflejaba en las aguas, majestuosa, brillante, prometedora de sueños y calmante de deseos. Introdujo el Hummer en el parking subterráneo que tenia y  entro en la casa para encender un fuego en la chimenea.  El fuego comenzó a arder y  cuando ya estaba seguro de que aguantaría hasta volver de su baño. Cogió la toalla, y se encamino por el sendero hasta la orilla.
El agua engullo su cuerpo refrescando sus músculos calientes por la desazón, su cuerpo reaccionaba al frio como nunca, calmándole sus deseos insatisfechos. Nado pro todo el lago relajándose y tonificando a la vez su cuerpo, estaba distraído y no se dio cuenta de que unos ojos lo observaban llenos de un deseo callado y oculto.

Había bajado hasta el Midgard, porque Freiya le había pedido que recuperara las Lagrimas Plateadas de la Luna, No sabía exactamente que eran pero Freiya le había dicho que solo las encontraría si observaba aquel lago. Se llevo una sorpresa al ver a aquel Berserker zambullirse en el agua, le había dado tiempo a ver que lo hacía gloriosamente desnudo,  y se fijo en el cuerpo tan deliciosamente dotado. Su boca salivo de gusto y el centro de su cuerpo se humedeció. Había estado viendo la “televisión por cable” que Freiya les había proporcionado hacia tiempo y había visto con Purd, Hilda y Skuld un maratón de placer  entre Aileen y Caleb y una noche loca entre Adam y Ruth. Había terminado tan húmeda y excitada que ni frotándose había conseguido aliviar esa sensación entre sus piernas.  Pero había tenido que bajar hasta el Midgard por orden de Freiya y ahora  su mente volaba imaginando a ese hombre haciéndola todas y cada una de aquellas cosas que había visto antes en el Valhala.
Su  desazón se disparo al ver a Noah nadando de espaldas, daba brazadas constantes y potentes y con cada empuje su cuerpo sobresalía por la superficie del lago, mostrándola una visión perfecta de su gran dotación. Su boca se desencajo al ver cuán grande tenía el miembro, descansaba duro y erecto en su vientre sobrepasando con creces la zona del ombligo.
Descendió su mano hacia abajo y comenzó a frotarse de nuevo esa parte rebelde que se humedecía cada vez  más con la imagen de aquella creación de los dioses. Deseaba sentir sus manos sobre su piel, y sentir el placer que podría provocarle ese instrumento del placer masculino. Pero ella nunca podría saberlo, ella estaba marcada desde su nacimiento,  no podía ser tocada bajo ningún concepto por ningún hombre cada vez que descendiera al Midgard a desempeñar sus tareas.  Si algún hombre la tocaba, en ese mismo momento sus poderes de Valkyria quedarían aletargados hasta el mismo momento que encontrara a su pareja, ella sabía que era una Valkyria diferente en el sentido que estaba destinada a tener a alguien a su lado el día que se desatara el Ragnarök
No podía arriesgarse a perder sus poderes aun ya que todavía tenía que cumplir con el cometido de subir a Freiya las Lagrimas Plateadas de La Luna y con recoger a los guerreros caídos por el bien de la humanidad contra los Jotums
Seguía frotándose, calmándose el deseo por ese adonis con músculos de acero, quería correrse de gusto y teniéndolo a él cómo estimulo creía que podía llegar, nunca había conseguido liberarse ni sola ni con ayuda de alguna de sus hermanas Valkyrias, siempre había disimulado ese hecho cuando tenían sus momentos, pero su frustración la ería en lo más profundo, no entendía el porqué ella no conseguía liberarse como sus hermanas, no conseguía culminar sus placeres y su alma estaba herida por ello, sabía que algo en ella fallaba y no lograba averiguar el que. 
Su mano paro abruptamente al descubrir que Noah  comenzaba a salir del lago. El Berserker había elegido precisamente hacerlo en frente de ella, como si no hubiera más playa para elegir, pero él había decidido justo ese punto para hacerlo. Emergió de las frías aguas dejando correr por su cuerpo el agua que se escurría de vuelta al lago, la luna  incidía en su cuerpo, provocando que aquellas lágrimas lucieran cual plata llorando  hacia el agua.  Su corazón se desbocó con la sonrisa que lucía Noah en su cara, parecía satisfecho por algo y entonces horrorizada le vio desdibujarse de enfrente de ella y aparecer Espléndidamente desnudo a su derecha.
-          Hola Esquiva Nanna,  eres la Valkyria más irritante que conozco, huyes de mi a la menor ocasión y eso Linda Valkyria, me irrita en soberana manera.
-          Bueno, no tendría que huir si no estuvieras tan interesado en ponerme las manos encima, te dije la otra vez que no te estaba permitido ni a ti ni a  nadie el tocarme, y tú quieres desafiar esa norma.
-          Me engañaste! Habíamos llegado a un trato, y tú, lo rompiste, por lo que considero que merezco una compensación.
En su semblante se dibujo una sonrisa mas ladina y sus ojos color oro comenzaron a brillar… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario