Loading...

martes, 31 de julio de 2012

Julia Quinn

Julia Quinn comenzó a escribir mientras intentaba ingresar en la universidad de Medicina. Pronto comprendió que su camino eran las letras, que escribiendo llenaba mas su vida y se dedicó por completo a ellas. Ecritora de Renombre a llegando a tener una de las carreras más respetadas y premiadas dentro de este género. Es la creadora de algunas de las series más fascinantes del género romántico, como Agentes de la corona o La familia Bridgerton. Su Prosa es Fresca, Divertida, Excitante... Consigue en pocas paginas incluir a quien lo lee dentro del mundo que ha creado, y vuelve sus escritos adictivos e inevaluables.

Os dejo la paguina oficial suya donde encontrareis  todas sus novelas y escritos:

http://juliaquinn.com/index.php


Personalmente me apasionan las novelas de los Bridgerton y los Blydon. Son series de la vida de dos familias, que gracias a la autora se te hacen adictivas. Se que va a seguir escribiendo sobre ellos y ojala publique mas.

Mateo


Sola, me siento sola. Mi cuerpo se convulsa ante la necesidad de ser amado, y mis deseos se agolpan en mi mente. Cierro los ojos y dejo volar mi imaginación, dejo que viaje por la autopista de mis ansias y anhelos.
Ese día estaba tan sola que me eche a la calle, vagaba sin rumbo por la ciudad, solo tenía una necesidad, y mi mente solo pensaba en una cosa, quería sexo. Quería sentir el cuerpo de alguien rozando el mío. Sentir las caricias de unas manos masculinas que me adoraran y no tenia quien lo hiciera.
Me senté en un banco, pensar, si eso quería solo pensar, aliviar mi mente acelerada con algo que me hiciera olvidar esa desazón irracional. Comencé viendo a la gente pasar, me fijaba en detalles mínimos, su forma de andar, sus ropas, como se movían e interactuaban entre ellos…
No sentí que alguien se había sentado a mi lado, en el banco, pero al girar la cabeza le vi. Mateo, mi mejor amigo, mi apoyo en los buenos y en los malos momentos, una persona que está a mi lado incondicionalmente, pero la única persona que en ese momento no podía ayudarme.
-Vanessa, hola.- Su típica sonrisa al saludar hoy chispeaba.
-Hola Mateo, parece que cuando necesito a alguien siempre apareces.- Mierda, lo dije sin pensar, no quería involucrarle dentro de mis malos royos.
-Sera porque tengo un radar que detecta cuando tus estados de ánimo cambian y me ayudan a localizarte. ¡Jajaja!- Que carcajada más fresca, sonaba como campanillas a mis oídos- Cuéntame, que es lo que te pasa. Mateo no te preocupes, se me pasara, solo tengo que dejar que mi mente se vacíe.
Me miro con esos ojos azules, trasparentes y limpios. Intentaba descubrir mi realidad, mis deseos, baje la mirada sonrojada, ¿Por qué ahora me afectaba su mirada?
-Quizás deba volver… si eso será lo mejor, tengo que volver a casa.
-Te acompaño, me pilla de camino hacia la mía.- Me dijo resueltamente mientras con una mano me ayudaba a levantarme del duro asiento que había escogido antes.
Caminamos, primero medio en silencio, aun tenía su mano enlazada con la mía, y no me molestaba, me tranquilizaba el tacto caliente que desprendía, me daba paz. Puede que solo fuera eso, que mi alivio fuera solo la mano de mi amigo. Cuando llegue a mi portal me negaba aun a soltarlo asique le dije que le acompañaba un rato hacia su casa, tampoco era que viviera muy lejos, y aun necesitaba su compañía.
Sentí como su pulgar jugaba con el dorso de mi mano, haciendo círculos que enviaban pequeñas descargas por mi piel. Pronto llegaríamos y lo tendría que dejar subir. Tendría que dejarlo alejarse hoy de mí. ¿Por qué no quería? Mi alma lo anhelaba, no entendía cuanto lo buscaba.
Me miro de nuevo, tan limpiamente como antes y su rostro dibujo una expresión un tanto desconcertante, daba la impresión de que suplicaba. Lo mire intentando encontrar una forma de adivinar que le pasaba, pero lo que ocurrió, enserio, no me lo esperaba.
Mi cuerpo se adelanto y mis labios se posaron en los suyos, mis manos se alzaron para rodear su cuello, y para profundizar aun más ese beso. Note como se paralizaba, ya esta, ya lo perdí, mi deseo de pasión, me costaría su compañía…
-Vanessa yo…- balbuceo cuando mis labios dejaron los suyos.
-No digas nada, lo siento, fue un pequeño error. Discúlpame.- dije esas palabras al mismo tiempo que me giraba de vuelta hacia mi casa. Sentí como su fuerte mano me agarraba por el brazo y me acercaba hasta su cuerpo, bajando su cabeza me beso con pasión.
Sentí los urgentes labios, sentí como sus brazos me rodeaban, y me perdí en su beso como se pierde una mujer.
No sé cómo fue pero de pronto descubrí que habíamos subido a su casa, torpemente sin soltarme abría su puerta y me metía en su casa.
-Vanessa te deseo, hoy había salido porque al levantarme de la siesta me di cuenta que había soñado contigo.
-Mateo que…
-No. Deja que me esplique. Deja que te cuente que me pasa contigo.
Me quede perpleja, Mateo me volvió a besar, y en ese momento me di cuenta de la verdad. Él, estaba por mí. Me conto que desde que me conocía se había enamorado de mi, por cómo era, de mis defectos y virtudes, y que comprendía que yo no tenía esos sentimientos hacia él, por eso se convirtió en un amigo, par por lo menos apoyarme en mis vicisitudes cotidianas. Temblaba mientras me lo decía, sin soltar mis manos, sin realmente mirarme más de un segundo a los ojos. Su cara se había tornado carmesí por la confesión y mi mente lo vio tan desamparado, tan frágil, que me volví a lanzar.
Volví a besarle esta vez mas sensualmente, mis manos lo buscaban con anhelo, mi cuerpo pedía otra vez ser liberado de la pasión que acumulaba. Poco a poco, fui desabrochándole la camisa, tocando su piel  mientras él buscaba bajo mi falda la carne de mi muslo. Su mano me quemaba con cada roce, mi piel pedía mas tortura.
Con una mano diestra me quito la camisa, y contemplo la visión de mis pechos arropados con encaje negro. Acerco sus dedos al inicio del montículo derecho y suavemente excito mi pezón por encima de la fina tela.
-Ah!- Solte un gemido delator de mi placer. Mientras sentía como su miembro se endurecía debajo de su pantalón. - ¡Oh Dios!- Exclame.
Mis caderas volaron hacia su miembro, acoplándose, meneándose, excitándolo.
Me arranco el sujetador  con un gruñido, en respuesta, mientras su boca abandonando la mía martirizaba el otro pezón liberado, la mano de su muslo busco mi sexo, por encima de mi braga, separo mis piernas para poder obrar más fácilmente, y comenzó a frotarme por encima, a torturar mi placer, a humedecerme con sus caricias urgentes.
-Quiero meterme en tu interior. – me dijo mirándome. – Quiero que sientas mi pasión por ti, quiero que mi miembro roce tu sexo hasta hacerte gritar de pasión. Y lo quiero ya. Sé que solo soy un amigo, pero no aguanto más. Quiero poseer tu cuerpo y elevarte hasta el mismo cielo.
En respuesta solo abrí más mis piernas y agarre su mano torturadora y le incite a que me penetrara con sus dedos al tiempo que me tumbaba hacia atrás para sentir.
-Hazlo.- solo dije esa palabra entre gemidos bajos.
Sus dedos apartaron mi braguita y dejando al descubierto mi sexo comenzó a separar los labios húmedos de excitación y a buscar el botón que haría arder mi cuerpo.  Hábilmente mientras jugaba con esa pequeña fraccion placentera de carne, uno de sus dedos se introducía en mi interior, provocando que arqueara mi espalda y que un grito de alivio se me escapara de la boca.
-Mas. – Le pedí.
Dejo de torturarme para bajarme del todo las bragas, mientras sentí como se desabrochaba la bragueta del pantalón y liberaba su palpitante erección. Mi deseo aumento al ver su miembro duro, grande y preparado para llenarme. Me erguí y con una mano lo acaricie.
No me había equivocado estaba tan duro, mi mano comenzó a dar placer a esa longitud tan varonil, mientras subí la mirada para ver como su cara se amoldaba al placer que le estaba proporcionando. Estaba excitado, feliz y sus ojos se perdían en la neblina de la pasión. Note como de su puntita emanaba una gota de líquido pre seminal, y lo incite a que se acercara para que introdujera su miembro en mi sexo. Su certera estocada, me clavo a la mesa donde me había recostado antes,  y con cada empuje fue volviendo a recostarme por lo que alce mis brazos por encima de mi cabeza y me agarre al vero de la mesa que quedaba por encima de ella. Siguió empujando en mi interior gimiendo con cada arremetida, haciendo que mi cuerpo se calentara hasta arder. Solo acertaba a jadear, mientras sentía toda su longitud entrando violentamente en mi interior. Apoyo sus manos a mis costados y me incito a subir las piernas y rodearle para penetrarme aun más profundo. Grite su nombre. Sentía como mi propia pasión se acumulaba, quería estallar pero él cuando sentía que iba a conseguirlo cambiaba el ritmo para torturar mi cuerpo. Para impedir mi liberación,
-No, no te dejare ir tan rápido. Quiero  que acumules más tensión y que cuando ya veas que vas a perder la consciencia, hacerte estallar de golpe.
Empujaba una y otra vez se inclinaba a morder mis pezones para excitarme, absorbía para calmarlos y me acariciaba el cuerpo con lujuria. Sentía que no aguantaba más  sentía que las fuerzas pronto se me irían y en mi siguiente jadeo  bajo de nuevo un dedo hasta ese botón traicionero que suplicaba castigo y tortura. Con cada envite torturaba mi  sexo, con cada roce de su pulgar me llevaba al cielo, el aire ya me faltaba y cuando creía que la tortura no tendría fin, explote. Mi cuerpo estallo en combustión. Agonizando de placer grite. Y cuando ya la fuerza del éxtasis se expandía se puso rígido dio dos estocadas mas y se fue en mi interior.
-¡¡¡¡Vanessaaaaa!!!!.
Su cuerpo sudoroso se derrumbo encima de mí, su fuerte respiración golpeaba mis costillas. Y entre la bruma del éxtasis oí dos palabras
-Te amo.

viernes, 13 de julio de 2012

¿Que esperar de Cincuenta Sombras?




Como Indica el Titulo:
¿Qué esperar de Cincuenta Sombras?
Vale ¿Qué es Cincuenta sombras? Cincuenta sombras es una trilogía de E.L. James, escritora Inglesa. Se baso en los ya conocidos Edward Anthony Masen Cullen  e Isabella Marie Swan, personajes creados por Stephenie Meyer para sus Novelas del universo Twillight.
E.L. James, en un primer momento llamo a sus personajes como Edward y Bella, elimino el rol Vampírico, y les dato de una vida como Empresario de Éxito y Universitaria apunto de Licenciarse. Partiendo de esa Base, creo un mundo diferente, un mundo sin la fantasía ni el misterio de tan recurrido mito Vampírico. Lo sazono con un gran erotismo y mucha sensualidad, lleno las vidas de estos protagonistas de misterios por parte de él y sencillez por parte de ella.
Al ver el bum generalizado por su Fan-Fic en el medio internauta, y al conocer ciertos reparos por parte de Stephenie Meyer al Rol nuevo, opto por cambiar los nombres por Christian Grey y Anastasia Steele.
Por lo que después de introducir tantos ingredientes creó un mundo nuevo una vida nueva y un estilo propio.
La saga consta por una Trilogía de libros actualmente: Cincuenta Sombras de Grey, Cincuenta Sombras Mas Oscuras y por ultimo Cincuenta Sombras Liberadas.
En el primer libro encontramos la descripción del mundo y vidas de Anastasia y de Christian, ella explota su sencillez su forma de ser muy tímida y sin querer destacar, a sus veintiún años es una muchacha que tiene el sueño de ser Editora, y de encontrar el verdadero amor, solo una salvedad, un tanto contraria a su época ella es inocente. En todos los aspectos amplios de la palabra. Christian por su parte viene de una familia adoptiva que lo ha mimado desde que entro en sus vidas y que ha intentado eliminar los fantasmas de su pasado, fantasmas que han marcado su desarrollo como persona imbuyéndole ciertos rasgos de personalidad un tanto peculiares, a saber sus gustos sexuales son la sumisión de sus parejas, o lo que es lo mismo disfruta con el BDSM.
La bomba esta lanzada, Chica conoce a chico, chico se encapricha de chica, chica se siente atraída por chico, chico hace todo lo posible por poseer a chica… vamos que aquí nos encontramos con una novela con tintes eróticos, por mi parte mal tildada de Porno para mamas, y que hará subir la temperatura corporal del lector o lectora… y si digo bien, aunque se la tache como novela para mujeres los hombres pueden disfrutar del placer de su lectura, fantasear con descubrir los secretos de Ana, y emular a Christian es sus vidas.
El segundo Libro Cincuenta Sombras Mas Oscuras sigue narrando sus vidas, aunque añadiendo misterio de ex parejas de Christian, miedos e inseguridades de Ana y momentos que nos hacen erizar la piel ya que no todo será un camino de rosas, no las envidias y los deseos de otras personas se verán involucradas con la evolución de esta pareja, llegando a incluirse  hechos misteriosos y que alteraran su relación, para bien o para mal.
El tercer libro y por lo tanto el por ahora desenlace de esta saga, nos trasporta a ya la vida de pareja establecida, de Christian y Ana, elevando el erotismo y las escenas de pasión mutuo con el misterio y los por así decirlo villanos. Viviendo una maravillosa luna de miel, no todo será tan fantástico, el mundo real se pega de bruces con ellos y tendrán que aprender a vivir con las nuevas cosas que les sobrevienen.
El final de este libro nos deja con un agridulce “desenlace” nos cuenta parte de la infancia de nuestro morboso protagonista, y parte de la historia desde su punto de vista,

En general los tres libros son fantásticos, morbosos, sensuales y que por desgracia crean adicción, y una muy fuerte, personalmente lo catalogo como una Droga dura, una que nos dejara secuelas de ansiedad, necesidad, y deseo, Elevara nuestro lívido y necesidad de experimentar.
Cien por cien Recomendable para todos aquellos que quieran descubrir su lado mas romántico, erótico, y sensual.

Misterioso



De pie, Le veo; Me ve; Se acerca....

Mueve su cuerpo de forma anodina hacia mí, acercándose con la mirada clavada en mi mirada. Mi cuerpo reacciona primero de forma alarmada luego, el interés, la curiosidad consiguen calmar mi miedo, miedo a lo desconocido, miedo a ese hombre. Para mí El hombre.
Cruza ágilmente la pista de la discoteca, es alto, ancho de espaldas, cuerpo bien formado a primera vista, grácil en movimientos, teniendo en cuenta la gente que hay en medio bailando, los esquiva sin dificultad. De cabellos lacios y castaños dorados, se mueven al compas de sus zancadas, dándole un aire diferente, sofisticado. A simple vista es agraciado de cara, labios llenos sensuales, mandíbula perfecta y equilibrada, su mirada penetrante, profunda azul... clavada en mi, escrutadora. Cejas perfectamente delineadas y pestañas largas y pobladas. Sonríe. Se acerca hasta invadir mi espacio, coaccionando la libertad de mis movimientos, rodeando con sus brazos uno mi cintura, el otro mi nuca. De pronto me susurra: " Me gustas".
Mi cuerpo se estremece ante ese susurro, lo capto como un sonido sensual mas acercándose a lo prohibido, mi piel de gallina me sorprende, y una tensión sube recorriendo desde mis pies hasta mi nuca, conectado esos dedos que me rozan.
Comienza a besarme el lóbulo de la oreja disparando mi ansiedad, mi deseo mientras su otra mano desciende por mi espalda recorriendo mi culo hasta mi muslo.
Me incita en silencio hacia un oscuro lugar donde protegernos de miradas indeseadas, apoyándome en la pared sorprendentemente encontrada. Me besa.
No se qué decir, mi cuerpo siente, se bloquea mi garganta, se crece un gemido allá en el interior de mi pecho, uno que no puedo evitar, uno que asombrosamente no quiero evitar, Jadeo: " Ah!"
Su mano sigue recorriendo mi muslo llegando a la parte de atrás de mi rodilla sujetándola la alza para posarla en su cadera, mi falda se recoge. Su boca aprisiona mis labios mientras con la mano de mi nuca, baja suavemente recorriendo mi cuello, su tacto parece terciopelo, surca la línea de mi clavícula hacia abajo llegando al nacimiento de mi pecho, sus dedos hábiles desabotonan dos de los cierres, se introduce acariciando mi sostén de encaje, bajando la tela dejando expuesto mi pecho. Castiga mi pezón endureciéndolo, masajeándolo mientras me besa. Endurecido se contonea en mis caderas, noto como su miembro palpita en el interior de sus pantalones, mi sexo se humedece. Mi cuerpo tiembla.
Su boca me libera para recorrer mi cuello, provocándome sensaciones tan placenteras que ya me es imposible reprimir mas gemidos placenteros, Su mano olvidada en mi muslo asciende hacia mi falda, recogiéndola aun más hacia mi cintura tocando mi braguita a juego con mi sostén, puro encaje y placer.... sus dedos se introducen por la tela que cubre mis nalgas apretando masajeando a la vez que esos besos torturan mi cuello y mi oreja, para volver a mi boca, viajan al mismísimo centro de mi placer, acariciando, trasmitiendo suaves sensaciones a mi cuerpo, extendiendo mi humedad, preparándome para saborear el placer de esas caricias, poco apoco separa mis labios, con dedos expertos encontrando ese botón tan precioso donde un sin fin de terminaciones nerviosas, al ser estimuladas producen placeres desgarradores. Lo frota, lo mima, lo enciende, baja hacia la hendidura que marca mi centro e introduce un dedo: " Maas!!" es lo único que consigo articular entre espasmos de placer y deseo, mi mente se rebela pero mi cuerpo acepta esa invasión tan estimulante y febril.
Introduce otro dedo, ya son dos los que torturan mi sexo, entrando y saliendo a un ritmo regular mientras él me susurra que no aguanta más y que quiere penetrarme, hacer que mi cuerpo estalle de placer, se desabrocha la bragueta y siento como su pene excitado golpea en mi monte Venus... su mano termina arrancándome la braguita y llevándosela a su bolsillo gime expectante.... Siempre sujetándome mece sus caderas incita a mi cuerpo y con mano diestra guía a su miembro embistiéndome penetrándome. Grito, Nadie me oye la música esta lo suficientemente alta para ahogar mis jadeos a los demás, solo nos oímos el yo. Baja por mi cuello torturando con su boca mi piel y atrapa mi pezón torturado mientras arremete contra mi embestidas llenándome, frotando mi interior, despertando mi letargo carnal. Me mira lascivamente con cada lametón y absorción de mis pezones martirizando mis pechos llevándome a una Autopista de sensaciones carnales... Sube lamiendo hasta mi boca de nuevo, la invade con su lengua, jugueteando con la mía frotando el paladar. Sigue envistiéndome y llenándome.... Siento como en mi estomago va naciendo el placer acumulado, como se concentra como se encamina hasta el estallido, como se extiende para poder estallar y ya no veo nada,, solo siento el estallido arqueo mi espalda y me corro de placer.
"Bien hecho linda, ahora me toca a mi llegar al final" Se tensa, se estremece y estalla. Se para apoyándose en mi y en la pared a la vez aun en mi interior, jadea por el esfuerzo, me besa, me acaricia, y me susurra, me ha gustado mucho, "Me has encendido con tu baile y no he podido resistirme y he tenido que venir a poseerte"
Solo puedo responder con la verdad: " Me has tomado sin preguntarme, has hecho de mi cuerpo tu templo del placer y aunque sea escandaloso y no te conozca, me ha excitado y me ha gustado"
"Este es mi teléfono" cogiendo mi móvil de mi bolsillo marca su número y lo guarda en mi agenda no sin antes hacer una perdida para tener mi numero. "Te llamare, Quiero volver a repetir la sensación de hacerte jadear".

Quien Soy


Bueno Soy una Chica Vallisoletana, Mayor de edad, que un dia descubrio el mundo de la fantasia y la novela erotica. Descubrio cuna estimulantes podian ser, y llenos de historias y sueños.

Este Blog tratara un poco de todas aquellas novelas que he leido, estoy leyendo o quiera leer, y colgare mis fantasias y relatos.

Espero que disfruteis y que mis sueños os transporten al mundo de la imaginacion y del deseo.