Loading...

viernes, 13 de julio de 2012

Misterioso



De pie, Le veo; Me ve; Se acerca....

Mueve su cuerpo de forma anodina hacia mí, acercándose con la mirada clavada en mi mirada. Mi cuerpo reacciona primero de forma alarmada luego, el interés, la curiosidad consiguen calmar mi miedo, miedo a lo desconocido, miedo a ese hombre. Para mí El hombre.
Cruza ágilmente la pista de la discoteca, es alto, ancho de espaldas, cuerpo bien formado a primera vista, grácil en movimientos, teniendo en cuenta la gente que hay en medio bailando, los esquiva sin dificultad. De cabellos lacios y castaños dorados, se mueven al compas de sus zancadas, dándole un aire diferente, sofisticado. A simple vista es agraciado de cara, labios llenos sensuales, mandíbula perfecta y equilibrada, su mirada penetrante, profunda azul... clavada en mi, escrutadora. Cejas perfectamente delineadas y pestañas largas y pobladas. Sonríe. Se acerca hasta invadir mi espacio, coaccionando la libertad de mis movimientos, rodeando con sus brazos uno mi cintura, el otro mi nuca. De pronto me susurra: " Me gustas".
Mi cuerpo se estremece ante ese susurro, lo capto como un sonido sensual mas acercándose a lo prohibido, mi piel de gallina me sorprende, y una tensión sube recorriendo desde mis pies hasta mi nuca, conectado esos dedos que me rozan.
Comienza a besarme el lóbulo de la oreja disparando mi ansiedad, mi deseo mientras su otra mano desciende por mi espalda recorriendo mi culo hasta mi muslo.
Me incita en silencio hacia un oscuro lugar donde protegernos de miradas indeseadas, apoyándome en la pared sorprendentemente encontrada. Me besa.
No se qué decir, mi cuerpo siente, se bloquea mi garganta, se crece un gemido allá en el interior de mi pecho, uno que no puedo evitar, uno que asombrosamente no quiero evitar, Jadeo: " Ah!"
Su mano sigue recorriendo mi muslo llegando a la parte de atrás de mi rodilla sujetándola la alza para posarla en su cadera, mi falda se recoge. Su boca aprisiona mis labios mientras con la mano de mi nuca, baja suavemente recorriendo mi cuello, su tacto parece terciopelo, surca la línea de mi clavícula hacia abajo llegando al nacimiento de mi pecho, sus dedos hábiles desabotonan dos de los cierres, se introduce acariciando mi sostén de encaje, bajando la tela dejando expuesto mi pecho. Castiga mi pezón endureciéndolo, masajeándolo mientras me besa. Endurecido se contonea en mis caderas, noto como su miembro palpita en el interior de sus pantalones, mi sexo se humedece. Mi cuerpo tiembla.
Su boca me libera para recorrer mi cuello, provocándome sensaciones tan placenteras que ya me es imposible reprimir mas gemidos placenteros, Su mano olvidada en mi muslo asciende hacia mi falda, recogiéndola aun más hacia mi cintura tocando mi braguita a juego con mi sostén, puro encaje y placer.... sus dedos se introducen por la tela que cubre mis nalgas apretando masajeando a la vez que esos besos torturan mi cuello y mi oreja, para volver a mi boca, viajan al mismísimo centro de mi placer, acariciando, trasmitiendo suaves sensaciones a mi cuerpo, extendiendo mi humedad, preparándome para saborear el placer de esas caricias, poco apoco separa mis labios, con dedos expertos encontrando ese botón tan precioso donde un sin fin de terminaciones nerviosas, al ser estimuladas producen placeres desgarradores. Lo frota, lo mima, lo enciende, baja hacia la hendidura que marca mi centro e introduce un dedo: " Maas!!" es lo único que consigo articular entre espasmos de placer y deseo, mi mente se rebela pero mi cuerpo acepta esa invasión tan estimulante y febril.
Introduce otro dedo, ya son dos los que torturan mi sexo, entrando y saliendo a un ritmo regular mientras él me susurra que no aguanta más y que quiere penetrarme, hacer que mi cuerpo estalle de placer, se desabrocha la bragueta y siento como su pene excitado golpea en mi monte Venus... su mano termina arrancándome la braguita y llevándosela a su bolsillo gime expectante.... Siempre sujetándome mece sus caderas incita a mi cuerpo y con mano diestra guía a su miembro embistiéndome penetrándome. Grito, Nadie me oye la música esta lo suficientemente alta para ahogar mis jadeos a los demás, solo nos oímos el yo. Baja por mi cuello torturando con su boca mi piel y atrapa mi pezón torturado mientras arremete contra mi embestidas llenándome, frotando mi interior, despertando mi letargo carnal. Me mira lascivamente con cada lametón y absorción de mis pezones martirizando mis pechos llevándome a una Autopista de sensaciones carnales... Sube lamiendo hasta mi boca de nuevo, la invade con su lengua, jugueteando con la mía frotando el paladar. Sigue envistiéndome y llenándome.... Siento como en mi estomago va naciendo el placer acumulado, como se concentra como se encamina hasta el estallido, como se extiende para poder estallar y ya no veo nada,, solo siento el estallido arqueo mi espalda y me corro de placer.
"Bien hecho linda, ahora me toca a mi llegar al final" Se tensa, se estremece y estalla. Se para apoyándose en mi y en la pared a la vez aun en mi interior, jadea por el esfuerzo, me besa, me acaricia, y me susurra, me ha gustado mucho, "Me has encendido con tu baile y no he podido resistirme y he tenido que venir a poseerte"
Solo puedo responder con la verdad: " Me has tomado sin preguntarme, has hecho de mi cuerpo tu templo del placer y aunque sea escandaloso y no te conozca, me ha excitado y me ha gustado"
"Este es mi teléfono" cogiendo mi móvil de mi bolsillo marca su número y lo guarda en mi agenda no sin antes hacer una perdida para tener mi numero. "Te llamare, Quiero volver a repetir la sensación de hacerte jadear".

No hay comentarios:

Publicar un comentario